miércoles, 7 de abril de 2010

Narcopoesía




Particular tráfico de almas.

Lejanías cercanas me llegan al buzón.
Me relamo por tu
tengo castillos de tristeza.


Poner nombre a tus pasos es
franquear diccionarios
de cádaveres dadaístas, impuros.
Digerir el diario de Whitman
deforestar las cartas secretas de Bukoswki.

De tu cloaca
sin fondo
de poesía urbana
conserveo
atesoro
tus trazos azul bic.

Apuestas de voy-a-
comerme el mundo
por actitud vital y
perfomance.

Sombras dibujadas,
la tuya y la mía,
suben por penumbras
entre la calle luna y palma.
Abrazos de cartel
entrelazados
en Gran Vía.

Mis siestas súbitas
permanecen etéreas
en tu parqué de ático
en Ballesta.

Tus Palabras, letras ...
deshacen
el sufrir gris asfalto.
A sorbos
transformas
las fufinas del fráfico
en purpurina de palabras,
sueños realizados.

Narcopoesía Giuseppina
nana para inconsolables.

Esta entrada no está dedicada a
Giusseppe Domínguez
,
el poeta, performer y gran amigo.

Quien quiera saber quién es puede consultar su página web:
www.giusseppe.net

Para mí es un revolucionario urbano, su mejor arma
la libertad de expresión poética.
De ahí su profesión de narcopoeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario