domingo, 4 de abril de 2010

Fondo

Grabado de Carmen Sevilla. Serie Hilando. 2006. Copyright reserved.

Fondeando los bajos fondos. Pedaleando a fondo, recorro los vértices del tarro de lo profundo, me despido de lamentos y pedaleo a fondo, cambio de marchas: respiro, iihhmm ... ufffffffff.

Del fondo del armario rescato los recuerdos con aristas, y me niego a ponerlos en el fondo de la tienda gratis de la casa okupa. Fondue final de todos los fondos de inversión. ¿Para qué? Para nada. Fondeando todas las madejas decido de qué color quiero hacer los ovillos. Descubro que en el fondo de la caja de pandora se pueden elegir telas, bailar con las más vaporosas y empaquetar para siempre las telarañas viscosas. Sigo pedaleando a fondo, fondeo entre fondo y forma. Tules de almíbar ondean desde los pasillos de mi infancia hasta llegar a la seda de mis sábanas propias.

Todos los fondos perdidos aparecidos entre sombras son elásticos. Decido hacerlos pequeños, sacarlos del fondo para tantear mis ilusiones. Punto final de las resacas sin fondo.

Revisión a fondo. Los brotes del hibisco germinan bajo el sol remolón de Semana Santa en la calle del Ruíz, tampoco será fácil emerger de las ramas. Crecer es transformar lo que ya no es útil, duele pero ilumina. Hoy fondeando duelos, pedaleando a fondo, hemos celebrado la vida en plena plaza del 2 de mayo.



1 comentario:

  1. Una de las películas míticas del siglo XX es "La Soledad del corredor de fondo" del cineasta inglés Tony Richardson, interpretada por Tom Couternay y basada en la gran novela de Allan Sillitoe del mismo nombre ("The loneliness of the long distance runner"). Es una obra magnifica que trata de la rebelión final en lo concreto, en lo posible, por parte del individuo. Hay en el fondo mucho de eso en tí. Y en tu escrito, que, por otro lado, es una tremenda afirmación de la vida. Congratulations for both insides.

    Port of Britain.

    ResponderEliminar