sábado, 23 de mayo de 2009

Sintiendo Sol, siendo centro

Son las tres menos cuarto en el reloj de Sol.
Estoy en el kilómetro cero;
el centro de todos los centros.

Extiendo los brazos en idéntica hora
recibo a Sol, pese a la lluvia,
estando en centro,
siendo mi salvaje centro.
La lluvia fría me siente viva.

Mi reloj recomienza a andar.
Como si fuera la primera vez,
me dirijo a estrenar casa por un largo tiempo.

Tres menos cuarto, Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario