lunes, 11 de mayo de 2009

Cafeína en la cocina

Hilo, aroma, vuelo
única. Mi cafeína.

Agua fría de la ducha,
cafeína en la cocina.
Lunes alunado.
Balsa de troncos escurridizos.
Alunizaje contra la cotidianidad.

Juego de equilibrios
entorno a una taza.

Impulso que me acerca
a la máscara de estar despierta.

1 comentario:

  1. La distancia entre los lunes alunados y los sábados alunizados es la justa para estrellarse contra el asfalto, como decía Allen Ginsberg en su poema-libro Howl sobre las mejores mentes de su generación. La generación beat, en poesía -y en casi todo - se convirtió en un mito. Pero son las referencias las que nos permiten que la distancia entre los diferentes días de la semana se pueda superar sin quedarnos colgados del intento. So, go on with your try...you are a very good writer, different, I see...Good travel, nice trip.

    Emilio Porta, Mayo 2009, more or less.

    ResponderEliminar