lunes, 6 de abril de 2009

En esta tierra nos ha crecido un garbanzo negro

Receta para desmaterializar a los garbanzos negros y los desencuentros:

1. Si te identificas con el axioma: Llamé a comunicación y comunicaba, INVENTATE OTRO, éste no funciona.
Por ejemplo: Balbucí y me limpiaron los mocos.
Está claro, no hay nada mejor que comunicar, aunque sea poco y no se acierte al principio.

2. Si finalmente el desencuentro tiene lugar, admitamos que no existe epidural, pero
si nos preparamos una pócima inventada en un vasito bonito y, muy dignos, nos la bebemos por las mañanas frente al espejo, ya verás cómo los garbanzos negros empiezan a blanquear.

Es lo que tiene, el inconsciente reconoce todos los símbolos. Bendito Jodorowski.

Ah! Se me olvidaba, muy importante, para sentir los efectos del vaso mágico generador de encuentros es necesario beberse todo este elixir muy convencido/a durante 21 días seguidos, y si no me crees haz la prueba y ya me dices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario