lunes, 18 de mayo de 2015

Sobre la tormenta y la fabricante de palabras



Tiembla el amor
cuando se quiere empezar desde cero.
Tiembla la poeta y el rayo.

Se abre la tierra
y entra el humor de lo más negro.
Arde el palo santo.
Se precipita el aguacero
cuando una consonante tiembla.

La domadora de caracoles pelirroja
se ha ido.
Llueve sobre el papel en blanco.

¿Por dónde se comienza
cuando se tiende a cero?
Sin duda, el principio es la tormenta
luego 
canta el silencio después del trueno,
es decir, se escucha
con el cuerpo al desnudo
el nacimiento del sonido vocal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario