jueves, 14 de mayo de 2015

El ojo de Van Gogh


Como clara de huevo y yema
así, roto y al aire libre
es el ojo de Van Gogh. 

Azotado por el viento 
en la llanura del cereal
con los bolsillos vacíos
y el trazo agitado
así es Vincent,
tan expresionista.

El impulso rompe la reja
del sanatorio que no sana
y llora el ojo tras el rayo.
Su árbol de verdes y amarillos
es carbón y ahora muerte. 

Llora el ojo de Van Gogh
tras la ventana
y yo observando
la herida en la corteza  
recojo su pupila de agua.




Van Gogh. Asylum 1889


No hay comentarios:

Publicar un comentario