miércoles, 11 de abril de 2012

Boa noite


No me leas en diagonal, detente en cada curva, en cada acento, en cada coma. Mis pausas son señales de paz para tus manos inquietas, concédete tiempo. Pon un punto para tu boca entreabierta y tu piel de cartón.

Derrite tu prisa en mi boca cereza, funde tu muerte por mi geografía abrupta de tildes esdrújulas. Derrota tus avatares y tu perfil del Facebook, y... muerde mi pezón de azúcar. Atento: de carne y hueso soy, no necesito sello, pero tu lengua puede descubrir sobre mi piel arisca mil arabescos de hojaldre y frutas secas. Mi cuerpo, tus dedos crujen como las arañas que se tuestan en la lumbre de una noche desolada y triste. Silencio.
 
Resbala por mis bordes, inhala profundamente el olor a madera e incienso, escala por mis contornos de fuego y sed.  Rebosa el vaso. Sé la última gota. Bebe y prende las velas. Desnuda con atrevimiento esta fiesta de autógrafos y copas de vino. Recorre mis laberintos y deshoja con mimo el cofre oculto que te desconcierta.

4 comentarios:

  1. Un placer disfrutar de tu poesía y tu blog: eu falo porunhol voçe puede contar conmigo, toujours, forever y tuaaaaaaaaaaaapa toa la via
    ¡Es que soy de Vallekas y vivo en la Bahia de Cai quilla, tu ya sabes" Pasa un hermoso día.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, menudo spanglishnhol bahiano que voçe tens. Bienvenida la biodiversidad y las subespecies procedentes del Valle del Kas. Ate logo.

    ResponderEliminar
  3. Tus lineas se pierden en una noche nublada llena de magia; llegan hasta un monasterio budista perdido entre el aire del océano. Que palabras más bonitas y oscuras escribes!

    ResponderEliminar
  4. Amore, se me olvidó contestarte. Grazie mile por tus lindas parolas. Cariños desde Madrid.

    ResponderEliminar