sábado, 11 de julio de 2009

El re-poso de la Amazonas

Reposar.

Reposar contiene la caída ligera
del gorrión sobre la rama.

Determinar la voluntad de posarse.
Elegir un lugar para aterrizar.
Juego de distancias y tiempos de frenado.

Es majestuoso sentir un parapente detrás de ti,
ver la puesta de Sol en primera línea, sentir el aire.
Atravesar el espacio en plena bajada.
Viento. Susurros de ladera.

Es una riqueza dominar el vuelo, ser gorrión,
decidir volver a posarse,
acariciar la tierra viniendo del cielo y
... respirar.

Reposar lo vivido. Mirar la vida.
Darnos tiempo, reposar horizontes.
Abrir los ojos y plegar las alas.
Hemos llegado. El destino
soy yo misma aterriz-ada.

El destino:
la tierra de arcilla, roja, fértil,
sin raíces previas; recién arada,
limpia, virgen.

Ama-zonas re-posada
Amazona reencontrada.

(Poso en portugués puedo
re-posar: empoderar-se). Traducción libre.

Dedicado a Laureano Casado,
que hace mil años me enseñó a volar,

y me susurraba bajando laderas.
Un gran hombre que vive
Al Filo de los imposibles.

2 comentarios:

  1. "Amo-zonas de tu escritura. Susurro en la ladera...el peso del vuelo del gorrión sobre una rama...
    Subir-bajar, a la vez, en el espacio...Dejar poso (otra acepción)...Y tu puedes...
    Qué bueno, qué bueno todo, Nelk...You are getting on a fantastic way on your writing...
    Congratulations, Nelken. Es tan interesante...tan increiblemente interesante lo que escribes..."

    Port-astonished.

    ResponderEliminar
  2. Dejar los posos de café es una mala costumbre para las cafeteras, que aunque se saben italianas se sienten escombreras.

    Dejar huella, dejar a los dejados, dejar de decir, dejar de dar patadas con la pelota, dejar besos de papel en una nota.

    Many thanks Port for your creation: amo-zonas, tandem de conceptos que se balancean en un mismo parque o ¿será una selva?

    ResponderEliminar