sábado, 20 de junio de 2009

Carretera y manta

La persiana está a medio cerrar,
La cama está a medio hacer,
me tumbo y medio cierro los ojos.

Veo a Thelma y Louis disparadas on the road,
recuerdo que al volver a ver la peli hace poco
me quedé medio ácida.

No reconocí los aires de libertad y liberación de los 90.
Ya no compartí la pulsión de escapada con ese acelerón.
Observé con tristeza a estas dos mujeres liberadas en su gran vuelo;
comprendí que la rebeldía que nos lleva a la muerte
no es el mejor destino.

He querido visualizar un orden de lo establecido
que diera oportunidades para sembrar y no escapar.
Inventar un desorden con lo no establecido
para dar un lugar a los rebeldes
un territorio que no fomente la autodestrucción como salida.
Un urbangarten realizado.

He medio abierto los ojos sobre mi cama medio revuelta.
Abro On the Road de Jack Kerouac y leo:
(medio enciendo la luz)

...because the only people that interest me are the mad ones,
the ones who are mad to live, mad to talk,
desirous of everything at the same time,
the ones that never yawn or say a commonplace thing..
but burn, burn, burn like roman candles across the night.

El vivir aquí y ahora intenso,
sin postergar, sin sacrificios
sin morir quemados,
ser un fueguito, iluminar

sin pasar de la vida
sino vivir en la vida.

...Busco imágenes.
No veo que 14.000 euros anuales sean de recibo.
Y lo digo con los zapatos puestos,
¿qué pasará si nos queremos quedar?
¿dónde está el valor de las personas?
¿cuánto valemos?

2 comentarios:

  1. Far from the maddling crowd is the title of a film by John Schelesinger, one the best film makers of the last 30 years, based on a novel written by, I think, Thomas Hardy...Is how sometimes feels the writer when is alone in front of the screen or a piece of paper...Pero, al final, ese camino de papel o electrónico es una road compartida, aunque, como Thelma y Louise, quieran escapar de todo para encontrar algo. Ojalá no nos precipitemos al abismo. Escribiendo como tu - siendo como tu - uno sabe que las palabras pueden cambiar parte del juego. El juego absurdo que sólo cobra sentido a partir no de la meta, sino del viaje.

    Port

    ResponderEliminar
  2. Itaca for ever as Cavafis showed us.

    Siendo jugadores de palabras como somos, debemos distinguir qué palabras usar para arrastrar, conservar los ases y sobre todo, conocer los fantasmas destinados al descarte, irreversible.
    En este juego la meta es el desapego, dejar volar libres a las cometas... liberar los cordones umbilicales que nos atan el alma a un mundo limitado, pobre, sin esencia, que no merecemos. Nelken said.

    ResponderEliminar