domingo, 26 de enero de 2014

Actuar o no actuar


A veces, la urgencia se traga todo lo importante. Suenan las sirenas hacia el Doce de octubre. Otras, es la cotidianidad asténica, lenta quien pierde el rumbo. 

Vivir los  lunes como si todavía fuesen domingo, o adelantar la semana cuando el sol dictara otra cosa. ¿Por qué no huelen las tostadas antes de quemarse?


No hay comentarios:

Publicar un comentario