miércoles, 5 de diciembre de 2012

Antes del pacto




Tú,  que eres el padre de mis no hijos
has vuelto a dar cuerda a mi corazón erizo.

Un instante
recorre el pasadizo de la huida
tus ojos y los míos
miran la ficha que hace click ante el tic tac.

Un largo túnel
de tiempo y escombros
un mal humor, una sonrisa.

Seres fugaces que se desvanecieron
nos concretamos en un punto espacio
una línea oblicua que dispara
la sinrazón,
el freno dirigido cara a cara
niega la locura.
Sonríes, sonrío,
el triunfo de lo no dicho.

Te vas, y permanezco
inmóvil
en mi latido hasta los tímpanos.

No quiero llevarte de nuevo
a la noche del sueño.
No me quieres libre
y sin embargo, no te tengo.

Tan sólo vienes, en aire, conmigo.
Me vuelvo.

2 comentarios:

  1. Tus imágenes son tan bellas que nos engullen, siempre son de color, y de colores vivos. Eres capaz de trasladarnos a una vida distinta en un instante, con un sencillo chasquido de dedos. Un besote reinuca.

    Nená

    ResponderEliminar
  2. Un besote para ti también, linda. Muuuua kales

    ResponderEliminar