jueves, 15 de noviembre de 2012

De Cibeles a Neptuno



Esta bomba de calor
protegido

este agua fría para calmar
el miedo

es el naranja que silva
son las botas del bombero.


Las calles despiden fuego,
aceras volcadas
busco en la basura
esparcida
una respuesta.

Corren los interrogantes
por delante de mis ojos,
mi corazón de penachos
oscila hacia adelante  
abandonamos 
la cerveza y el iphone
al olor inesperado
de la hoguera.


Corre la adrenalina 
por el tweeter y
salvajes
sorteamos los contenedores
por los suelos.
Los helicópteros rugen,
prende el fuego.

Las lecheras de estampida
suben y bajan,
peonzas desbocadas,
retroceden y giran
por las calles.
Intimidan.

Habrá quien haya nacido 
para quedarse
para aguantar
tanta bomba lacrimógena:

RE SIS TEN CIA

RE E XIS TEN CIA.

Tienen valor los bomberos
protegen a los ciudadanos
de otras botas,
otros cuerpos.

Su valor es salvarnos de
la gresca y la lumbre.

Nos quieren arrasar,
no nos dejemos.

  
      

1 comentario: