domingo, 13 de febrero de 2011

Nana de la cebolla 2.0


Maza que bates en el macetín blanco del abuelo los ingredientes de los días y la vida que nos toca:

crisis, asma, subsistencia y nana.
asma, subsistencia, nana, crisis.
y otra vueeeeeeeelta,
subsistencia, nana, crisiss, asma.
nana, crisis, asma, subsistencia...

La mano y la maza circulan, bordean círculos, el potro obscuro cabalga y cabalga por la noche, entonces me acuerdo del aroma de la cebolla. Sin respirar percibo tan enigmático olor. Palabras de consuelo y rebelión poética para las cárceles húmedas. Miguel Hernández tiene un niño que nació pese al hambre y la muerte, el amor y la vida pese a la miseria de esta España profunda.

Cebolla que resbalas mis vías respiratorias, limpiadora del hollín del tráfico. Consuelo en la noche que no bostezo, toso. Silbidos del alma mía que sale al pasillo a tu encuentro, me ahogo.

Soy fantasma, y tú, redonda y capeada, serena en la cocina. Llegas a mí, en mi agonía de arizónicas despiertas y autobuses nocturnos que no paran. Sin aire percibo tu olor liberado, trazo la cruz en la cebolla y desfilan por mis alas tanta crisis, tanto asma. Respiro. Subsistencia, nana para muertos. Cuando el potro obscuro cabalga y cabalga por la noche, me acuerdo de tus poemas de aroma y alambre, cebolla.




6 comentarios:

  1. Nanas de la cebolla 2.0. Supongo que la placa conmemorativa que hay en el lugar donde la escribió, la Fundación Fausta Elorz (en Conde de Peñalver con Juan Bravo), estará negra de contaminación. :-$

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que sí, que la placa estará negra por muchas razones, y por la contaminación también. Aquí en Madrid deberíamos sacar todos las mascarillas, pero como somos tan cortados, preferimos morirnos de tos...

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu aportación a esta entrada, así que con tu permiso y en homenaje a ti, le he cambiado el título.

    un abrazo de oxígeno puro.

    Nelken

    ResponderEliminar
  4. Pues claro. Todo un honor. :-D

    Cuidate mucho, y sigue escribiendo así. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. me molas...
    y yo a cambio te dejo el mío...porque cuando puedo, entre nana y nana, flautas y dispendios de cotidianidad, a veces, también escribo.
    Encantada de leerte.
    Y de saberte tan cerca.

    http://caleidoscopiodeluciernagas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Amandine, tu nombre te lo pusieron para que fueras amada, y a tu baby para ser auténtica y libre.

    Interesante el viaje por el caleidoscopiodeluciérnagas, ya tienes a una viajera más.

    Nos vemos prontito, sin lluvia.

    Nelken

    ResponderEliminar