lunes, 23 de noviembre de 2009

Entre las cuerdas


Tiempo de arena y mariposas
contrario a los relojes de cuerda
cuerdas de reloj.

Reloj de agujas, me tensas.
Mariposas y arena soy.







Ojos de Buñuel y Dalí caen como lluvia por mi ventana. Tiempos noctámbulos me tiran de las alas. La máquina de escribir de Burroughs me atrapa en la mañana. Mariposa entre cuerdas soy. Caigo culpable sobre el ascensor de entrada.


Y así, el metrónomo de la vida continua.

1 comentario:

  1. Espléndido. Genial. Viajo encantado hasta el ascensor que seguro que sube hasta un piso de algún edificio que ejerza de atalaya sobre el universo mágico de las palabras que borran el gris de la rutina. Este Urbangarten se acaba de elevar por encima de las horas y vuela mariposa de arena más allá de si mismo. What a lovely post!!!

    Port of the ashamed

    ResponderEliminar