miércoles, 25 de febrero de 2015

Cuando el río ya sólo es puente


Quiero que tu lado sea mi lado
le dije al árbol.

Que tus brotes de almendro
me sorprendan cantando
que tus ramas, mis abrazos.

Mis ancestros, tus raíces,
tus frutos, mis criaturas perfumadas.
Estoy cruzando el puente
quédate en tu lado, árbol.

Que el puente sea el mismo puente
que la plaza amanezca vestida de blanco.
Que tus pétalos sean mi risa.

No puedo más,
cruzo en ámbar todos los semáforos.
Quédate, estoy cruzando.

Quiero dormir y vivir
en esa orilla.
Que tu lado
sea nuestro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario