miércoles, 25 de febrero de 2015

Cuando el río ya sólo es puente


Quiero que tu lado sea mi lado
le dije al árbol.

Que tus brotes de almendro
me sorprendan cantando
que tus ramas, mis abrazos.

Mis ancestros, tus raíces,
tus frutos, mis criaturas perfumadas.
Estoy cruzando el puente
quédate en tu lado, árbol.

Que el puente sea el mismo puente
que la plaza amanezca vestida de blanco.
Que tus pétalos sean mi risa.

No puedo más,
cruzo en ámbar todos los semáforos.
Quédate, estoy cruzando.

Quiero dormir y vivir
en esa orilla.
Que tu lado
sea nuestro lado.

miércoles, 18 de febrero de 2015

A un ordenador amnésico



Te lo diré con ceros y unos,
por binario y número primo.

Por el número PI te lo suplico,
por favor,
por favor,
recuerda el archivo 
de la última versión
de mi poemario sobre el olvido.

miércoles, 11 de febrero de 2015

lunes, 9 de febrero de 2015

Viernes 13 de febrero. Mujeres al borde



Antonio Benicio nos ha convocado a 5 mujeres poetas que combinamos la garra con nuestro amor por la belleza; la materia y lo invisible.

Viernes 13 a las 19.00 en la Tragona, junto a la Plaza Mayor de la capital del reino.

Si quieres vivir la intensidad y la sutileza, no lo dudes, tienes una cita el viernes 13 de febrero en La Tragona.




Furia

(Poema olvidado. Rescatado del ipad)

Llevar el centro de la tierra en el pecho
arder por dentro
disparando astillas.
Apartad a los niños para no abrasarlos.

Soltar bombas con lengua
ser lluvia ácida
degradar la injusticia.
Proteged a los árboles por amor a su corteza.

Cortar con el sable afilado
la mentira, la traición y
dejad como un filete de ternera
al corazón
                  sin espinas.

Apagar la tele para que se escuche el grito
y rotemos sobre la tierra
y llegue ya la era de acuario.
Cuidad con las manos la educación, la salud.

Maldecir, blasfemar
contra los aniversarios de guerras impronunciables
para enterrarlos en un pozo hondo,
muy hondo. Tan negro.
Echad arena, mucha arena.

Ser dragona y arrasar el mal (punto).
Desollar la corrupción (punto).
Herir hasta el silencio a los ignorantes,
sin vacilar. (Punto final).

Mecerse bajo el abrazo
temblando.
                 Amar.

Saliva roja con saliva azul
herida sobre herida.
Respiran las palabras antiguas
sin observar el repliegue de las branquias.
Ser pez y besar oxígeno.
Ser agua y elegir burbuja.

Las muchachas buceadoras
rescatan el brillo
           la perla aferrada al miedo.
Permanecer
           como el rumor de las olas.

Vera Moreno. 24 de diciembre 2014.