miércoles, 31 de octubre de 2012

Cultura alegre: misión posible





Estamos imparables, es que la gente alegre es lo que tiene. No te pierdas el nuevo CulturArt-e. 

Una iniciativa  organizada a tres bandas: Yolanda Sáenz de Tejada, Eva R. Picazo y Vera Moreno, que contaron con la colaboración de grandes artistas y el hotel Hospes de Madrid, con el fin de recaudar fondos para el comedor social de Paquita Gallego (entidad sin ánimo de lucro regentada y financiada por 28 amas de casa, que se están viendo desbordadas por las hambrunas silenciosas generadas por la crisis).

Asistieron más de 60 personas solidarias que con aportaciones de 5 euros rebasaron los 300 euros. Fue una acto fresco, distendido, donde la participación y la interacción fueron las claves del éxito.

Sin duda la fila de los abrazos de la llegada ayudó a abrir los corazones. No te pierdas el CulturArte para poner imágenes a una velada solidaria, poético-musical e interesante. 
 

  




Desde aquí quiero dar las gracias a Nená que a partir de esta actuación se ha convertido en lectora fiel de estas tierras, y ha creado a partir de lo que vivió aquella noche, donde la misión posible de recuperar la alegría se ha transformado en una realidad: tu poema y tu ilustración transformaron un jueves amargo en un día valioso. Mil gracias por estar cerca, pese a la distancia. 







Vera Moreno

Ella es verso,
verso que duerme,
que se despierta 
y alargando sus brazos acaricia
a todos los árboles.

Ella es piel de serpiente,  sinuosa,
transparente cuando muda,  aire
si quiere,  o vendaval con un poema.

Ella es el gesto,  la palabra,
la conmoción del que la mira,
la voz que llena una sala entera.
Ella es el verso y le sobran todas las letras.

Mío es el aplauso hasta la herida.



Nená de la Torriente

Puedes conocer su trabajo en http://www.intimofarrago.com/

domingo, 28 de octubre de 2012

2 señales me iluminan

-->
Google me observa
Facebook me observa
Mountain view, Mountain view
Palo Alto, Palo Alto.

Desde arriba, muy arriba.
Desde abajo, muy abajo.

Me dirijo al ojo
hablo a quien escucha
no os hagáis los suecos
no sois dioses
tampoco os rezo.

Este olor a espía callado
este sabor a sangre
fría

qué te digo google,
qué te escribo facebook

sin querer, sin saber
o permitiendo sin querer
o sabiendo sin saber
habito en vuestro reino.

qué haréis con mi
palabra
imagen
corazón zurcido
con mis manos finas
que no saben de la azada.

qué haréis con mi 
boca
tierna y protestanta
con mis ojos que ven 
lo pequeño, lo invisible.

Os pregunto por atea
aún sabiendo que

en vuestro status de dioses
el silencio será vuestra respuesta.

Google me observa
Facebook me observa
Mountain view, Mountain view
Palo Alto, Palo Alto.

Desde arriba, muy arriba.
Desde abajo, muy abajo.

Me dirijo al ojo, y no
no obtengo respuesta.

Mejor,
así sea.
Amén. 
Namaste.



viernes, 26 de octubre de 2012

Los árboles, nuestros pulmones

-->
Ayer participé en el recital Artistas por la Gomera, y este fue mi Manifiesto:

 

Si todos hiciésemos propios los árboles, entendidos como un trozo de nuestro pulmón, imagino que seríamos más cuidadosos en el campo con los cigarros, las barbacoas, y las latas de coca-cola abandonadas. Eso parece que ya está aprendido porque se han calcinado demasiados árboles para que aprendamos esta pequeña gran lección.

Si todos hiciésemos propios los árboles, entendidos como un trozo de nuestro pulmón, imagino que exigiríamos que las leyes castigaran a quienes queman los bosques y que parte del castigo fuera plantar y plantar árboles, ver crecer las semillas, regar las plantas. La naturaleza no entiende de rejas, ni de prisiones.


Si quienes escribimos entendiéramos que los árboles son nuestros pulmones plantaríamos mínimamente tantos árboles como libros publicados.

Si quienes viajamos, y vamos como locos de un lado a otro: para comunicarnos, para trabajar, para disfrutar de la noche …. entendiéramos que los árboles son quienes nos ayudan a respirar en esta ciudad de hollín y malos humos, exigiríamos a las autoridades una reducción del coste del transporte público, una máxima frecuencia, y mejoras en la distancia ecológica entre tu casa y los lugares de esparcimiento, los centros de explotación, los centros comerciales, en definitiva, reducir tiempos perdidos entre los centros y las periferias por culpa de rutas no eficientes. Una retícula, un trazado de centros emisores de cultura dispersos.  Montaríamos en bici: no como paseo sino para enlazar recorridos cotidianos. 

Somos cómodos y la naturaleza se resiente, nuestros pulmones también. Podemos sobrevivir sin comer meses, sobrevivimos sin beber días.  Sin respirar podemos vivir, en intensa agonía, tan sólo unos cuantos minutos.


Vera Moreno, 2012.

lunes, 22 de octubre de 2012

Caperucita contestaria






Pues sí,

la belleza sí se come.

Los alimentos de la tierra belleza son:

las prímulas son pétalos que alimentan

y se comen,

te lo juro por Ángel González.

sábado, 20 de octubre de 2012

Ese crepúsculo morado que confiesa

-->

(Rebrotando a Antonio Machado)

Crecen bosques en  macetas
     en terrazas
     en jardines
                             crecen
las macetas olvidadas
a la intemperie.

El decrépito devenir de 
ausencias  y quemaduras
escuecen en la piel
hasta desollar el ánimo,
y crecen
las enredaderas verdes
en tiestos abandonados
(es cuestión de vida y tiempo).

Este jardín inglés de macetas invade
el territorio sin pedir permiso.
Sobre la pisada de olvido
crecen
los juncos verdes.

Suben por el palo de la escoba oxidada
las matas de poleo y el crepúsculo morado.
El diente de león
la higuera, que Fukuoka plantó,
crece.

Escuece el llanto, la quemazón y la herida
el siete de este corazón reseco

que aún respira.

Es la clorofila de las macetas
las mariposas 
el sol entreverado
quienes
en este otoño frío
devuelven el jugo y el canto
a la máquina de bombear vida
y crece 
                    el corazón zurcido
cuando  en las macetas estallan bosques:

el eterno olor de la higuera de sombra y dádiva,
que nos recolocan en el lugar de partida.



jueves, 18 de octubre de 2012

Los lunes literarios en Rivas con Ángel González

-->




Los Lunes Literarios en Rivas quieren celebrar la llegada del otoño con un artista lunático de excepción: Ángel González.

Será el lunes 22 de octubre en el Centro Cultural Federico García Lorca sito en Rivas urbanizaciones a las 20.00. Entrada gratuita hasta cubrir el aforo.

Las sesiones del artista lunático del mes que se celebran dentro del ciclo Los Lunes Literarios consisten en que los asistentes compartan sus experiencias lectoras en torno al autor o autora elegido. Podrán leer su poema favorito sin solaparse con lo ya leído, es decir, quien participe primero tendrá ventaja.

Una iniciativa que pretende animar a conocer y compartir grandes autores del siglo XX desde la perspectiva de las lectoras y lectores.  Quienes asisten tienen voz para transmitir los tesoros encontrados en la lectura de cada escritor lunático del mes. Quienes no conozcan todavía a los grandes pueden acercarse para conocer la literatura desde las personas que leen, más allá de las recomendaciones comerciales.

En esta ocasión, habrá también una pequeña exposición en torno a la entrega de un grabado colectivo que se realizó hace casi 10 años a Ángel González en un acto de homenaje organizado por Prima Littera.  Veremos el grabado, pruebas de autor y otros materiales. Además, algunos de los alumnos del Taller de Grabado de la Universidad Popular, que participaron en la realización de dicho grabado, vendrán a contarnos la experiencia.

Escucharemos algunos canciones del CD  La palabra en el aire donde Pedro Guerra y Ángel González trenzan la palabra y la música para llevarnos lejos estando cerca.

Desde el Sur Yolanda Sáenz de Tejada, a través de un vídeo realizado para este evento, nos contará cómo conoció al maestro y la influencia que tuvo en su trayectoria como escritora.

Como cierre de estas dos horas de poesía pura y compartida Vera Moreno, coordinadora de los Lunes Literarios, junto con Itxiar Sáenz de Pipaón al piano, recitará los últimos versos de la noche.

Apúntalo en la agenda, el próximo lunes 22 a las 20.00 en el Centro Cultural Federico García Lorca de Rivas Urbanizaciones: Ángel González. Entrada libre.


Más info en  el Blog de los Lunes Literarios .
Estamos en Facebook  Los Lunes Literarios en Rivas

CC Federico G. Lorca
Plaza de la Constitución 3
Autobuses de la Veloz.
Plaza de Conde de Casal.

jueves, 11 de octubre de 2012

Una sombra opaca avanza


Este silencio de terciopelo blanco

aúlla

una leve nota,

tu voz,

un suspiro.


Este muro que separa el tiempo

me protege.

Me desarma

el silbo tuyo

que repica tras la pared.



Estas manos que se tapan los oídos

arañan

al corazón que relampaguea

lagartijas.



Me equivoco, me confundo

una sombra opaca

una cortina de humo.


Nos queremos,

nos mentimos.

lunes, 8 de octubre de 2012

Garajonay



¿Quién 


nos sostendrá ante la muerte 


si nos faltan los árboles?


¿Cuáles serán nuestras raíces,


dónde se depositará la historia?



La vida


escarbará entre la ceniza


y volverá a morir por el asfalto.

 
Seremos seres de granito.


Un pueblo


sin bosques, sin memoria


no respira: malvive.



La corteza y el fruto


el musgo, las ramas


los nidos, 


los abrazos húmedos

el olor a tierra mojada, la lluvia.




¿Quién 

 

detendrá  este luto

si ya no podemos abrazar a los árboles?





El parque nacional de Garajonay está en la isla canaria de la Gomera. Este verano desde el 3 de agosto la isla ardió durante 15 días y el incendio arrasó con más de 4.000 hectáreas de su superficie, Garajonay ocupa más del 10% de la isla.

Fue declarado patrimonio de la Humanidad en 1986 por la UNESCO por ser una de las mejores muestras de la  laurisilva: un bosque  húmedo de variadas especies de hoja perenne que en el Terciario cubría prácticamente toda  Europa.

La pérdida de este pulmón de oxígeno supondrá un deterioro notable para la calidad del aire, las temperaturas y los índices de pluviosidad. La mala gestión de los protocolos de actuación ante el incendio contribuyó a que las áreas afectadas por el fuego fueran mayores.

Se cree que pudo ser provocado.

jueves, 4 de octubre de 2012

Inyectables



Si detectara
el gen poético
el código ético de barras

inocularía
etiquetaría

el pálpito, el respirar de la herida

inyectaría

la debilidad y la fortaleza de lo inestable
el líquido de la duda.

La aguja del orden desparramada por la aorta,

morder el polvo.

Rompería

rasgaría con bisturí
sus bolsillos repletos.

Dinamitaría

los ceros de sus cuentas corrientes
los puntos estrella de sus tarjetas vips.

Los invitaría

a comer caliente
diariamente
solos
en los comedores sociales.

Si detectara
el código ético de barras

callaría                        a
transmutaría              a

quienes recorren el mundo
por una supuesta paz global
por el brillo de una oscura economía.

Si inyectara
el gen poético
los gallos cantarían rock sinfónico
la paz 
la riqueza
serían más que palabras

rotas

por el mal uso.