jueves, 28 de abril de 2011

El Orfeón de Malasaña regresa a las Fiestas de 1 de Mayo


Como ya empieza a ser tradición, un año más Malela Durán recoge bajo su batuta a más de 100 cantores que cantarán en las Fiestas del 1 de mayo. Por decisión de Esperanza Aguirre no cantaremos el lunes 2 de mayo, sino que nos han trasladado en la programación para el sábado 30 de abril.

El año pasado desde la Comunidad de Madrid se informó que no había dinero para organizar las fiestas de tan madrileño barrio y desde los coros del Patio-La dinamo y Coropez, ambas agrupaciones dirigidas por Malela Durán, Carmen Vela y Daniel Llul se decidió colaborar con la mesa de las primeras fiestas autogestionadas del barrio Maravillas.

En la convocatoria anterior el ambiente fue festivo y sin embargo, detectamos que si bien no había dinero para organizar unas fiestas populares desde el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, sí que se encontró una gran partida para el apartado de seguridad, que rodearon la plaza de San Ildefonso para controlar a los niños que jugaban a la pelota, y al Orfeón de Malasaña (conformado por los Coros anfitriones y el Coro del Entredós, Coro del Colegio Montserrat y algún cantor y cantora afines a la fiesta popular). Cuando estuvimos cantando Hard Times, come again no more, unos helicópteros merodearon los cielos recordándonos que la sociedad de control está en la calle.

Pese a esos incidentes, y que este año no podremos ensayar el sábado por ser el mismo día del concierto, los dos días de ensayos han sido intensos y mágicos. Es increíble escuchar como más de 100 personas empiezan a vibrar y a lanzar armonías siguiendo las pautas de uno de los directores.

El programa para este año es florido y no sólo contempla piezas clásicas (este año se presentan 2 temas de Juan de la Encina), sino que también hay música cubana, y el maravilloso y bailable Alexander´s Rag Time.

Una vez más la Escuela Creativa colaborará con el Orfeón de Malasaña y nos prestará su infraestructura para enchufarnos (teclados y demás) este sábado a partir de las 20.00 en la plaza de San Ildefonso. Todavía no está confirmado el orden de actuaciones, pero la aportación de ska y jazz de la Escuela Creativa promete ser reveladora.

Esta iniciativa cultural y artistica parte del deseo de difundir y compartir la música clásica y no tan clásica, parte del Centro Social Okupado de la calle del pez 21, un lugar repleto de música en cada peldaño de la gran escalera que te lleva a multiplicidad de talleres, desde los talleres de escritura, hasta espacios de asesoría legal gratuita, hasta llegar a una sala de cuerdas (denominación del colectivo que toca el violín, violas y otros instrumentos hermanos).

La fiesta ya está en marcha y desde la calle del Pez van creciendo las voces de unos alucinados como Don Quijote que ven cultura gratuita por la calles y lo mejor, transforman ese sueño en una relidad compartida.

Concierto Autogestiona del Orfeón de Malasaña
Con la colaboración de Malela Durán, Carmen Vela y Daniel Llul en la dirección.
Con la participación de los coros: Patio-La Dinamo, Coropez, Colegio Montserrat y algún simpatizante cantor.

Cuándo: Sábado 30 de abril de 2011
Dónde: Plaza de San Ildefonso
Horario: A partir de las 20.00

Entrada y salidad gratuita.





viernes, 22 de abril de 2011

Chairs

Si hay algo que no me gusta

de la casa de la abuela es que

no tiene sillas.



Cementerio de la Almudena







http://youtu.be/N9segVURDw8

martes, 12 de abril de 2011

Presentación del libro Cielo Abierto de Montserrat Cano



Durante el acto se realizará una lectura dramatizada a cargo de Enrique Gracia y Vera Moreno.

Para leer bien la convocatoria haz click sobre la imagen.

sábado, 9 de abril de 2011

El mar salado de la medusa nube


Late mi corazón medusa sobre tu mano de artista.

Desnuda en casa, en tu casa miro el reloj.

Saltaron las alarmas.

Tus manos cuentan serpientes,

sucesión enredada de colores.

Mi corazón es sólo una cuenta

de tus collares protectores.


Del relax a la muerte sólo hay un toc toc,

vuelvo al mar de mi soledad.

Tirón de sábanas. No me dejas,

me abrazas y nado de nuevo

en el mar salado de la medusa nube.




miércoles, 6 de abril de 2011

Abril de la República

Piernas de metralla en el porche de mi infancia. Boquetes de la guerra con algodón y las manos de mi madre. Abuelos y tíos lucían el hambre hablando del pan duro de la guerra. Batallas del Jarama, Brunete, la del Tajo a la altura de Aranjuez... Los años me borran las trincheras, los cosidos de la contienda, las despensas vacías y el estraperlo. Las huidas, los escondientes, los italianos que llegaron al pueblo, los primos que se marcharon a la Argentina. Cuando piensas que todo se acaba, que se pasó la página, el mundo se abre, se incendia, se inunda y vuelves a ver piernas con balas. ¿Cuál es el perfil del dolor humano?

Estamos en una guerra que aquí nos sabe a rutina televisiva sin heridas cercanas. Vivimos la paz con misiles que avanzan en buques insignia, se van las bombas de la madre patria. En las ciudades se quedan los metros, las colas por el abono transporte, los corazones solos de un Madrid que vive el desencuentro entre sus habitantes. Y cuando despertaron el dinosaurio estaba allí.




viernes, 1 de abril de 2011

The end of Silicon Valley

Un ataque a la brecha digital tuvo lugar la noche en que Gadafi incendió los jardines de la ciudad, las llamaradas sobresalían hasta rozar las sombras más alejadas de los cedros.

Sin embargo, la raíz del fuego brotaba de las losas de cemento inscritas en las aceras. Después nada fue igual; todos los cables y toda la fibra óptica de las ciudades se fueron consumiendo, las ascuas de silicio dejaron rescoldos de silencio por todo el planeta. Los bomberos vieron cómo las corrientes de lava urbana siguieron inquebrantables su paso destructor. Ninguna televisión del planeta ofreció imagen alguna.


El gobernante escribió todo lo sucedido en un papiro, introdujo con cuidado su testimonio en una botella de Tequila Reposado y lo sumergió en el mar, junto a las manos minerales de coral. Éstos guardarían el silencio y las palabras mediáticas, nadie sabría cómo se desencadenó el fin de los valles de silicio hasta que aquella enigmática botella fuera rescatada entre los bancos de corales.

Este incendio sin precedentes, logró que el papel recobrara su función de acercar distancias y ser soporte para la transmisión de la información. Por fin, las cartas volverían a ser el puente de enlace de los afectos no encontrados. Se acabaron los switch-off de nuestras vidas cotidianas.